viernes, 28 de mayo de 2010

¿Estamos a la altura del bicentenario?



Esta imágen pertenece a la ambiciosa campaña comunicacional realizada en Santiago de Chile por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh),que busca promover los derechos humanos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. Sin embargo, la empresa de transportes que prestaría sus colectivos para pasear la siguiente gigantografía por la ciudad, se negó a hacerlo porque la fotos es "demasiado explícita".


Movilh presentó una querella infraccional contra la empresa Subus de Transantiago, así como una demanda por discriminación, daños y perjuicios. La censura de esta cammpaña "denigra los derechos humanos de un sector social sólo por ser distinto a la mayoría, violentando la ley del consumidos, así como la libertad de expresión, manchándose al país como conjunto", criticaron desde el movimiento.

En la querella infraccional presentada hoy se alega que Subus vulneró los artículos 3 y 13 de la Ley de  Protección de los Derechos de los Consumidores N° 19.496. Mientras el primero establece como uno de los derechos básicos “el no ser discriminado arbitrariamente por parte de proveedores de bienes y servicios”, el segundo añade que  “los proveedores no podrán negar injustificadamente la venta de bienes o la prestación de servicios comprendidos en sus respectivos giros en las condiciones ofrecidas”.

El aviso que iría en los buses, se suma a estas gigantografías ya instaladas desde el pasado 11 de mayo en Plaza Italia y el Paseo Ahumada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario